lunes, 10 de agosto de 2015

Taller-Rueda Medicinal personalizado

Inicia: del 13 al 28 de agosto de 2015

Reserva la hora y el día de tu primera sesión escribiendo a colibrideoro@gmail.com


¿Cuál es el objetivo principal de este Taller-Rueda Medicinal?

Despertar, integrar y manifestar la voz de tu Divinidad Interior a través de la Vía de los Cantos Arquetípicos.


¿Qué son los Cantos Arquetípicos?

Son un sistema de autoconocimiento, creación artística y sabiduría espiritual, cuya propuesta se basa en conectarnos con la voz de la divinidad interior, a través del canto mitopoético de diferentes arquetipos sagrados. En este sistema, se entiende al arquetipo como el modelo ejemplar, o la esencia más pura, en los diversos reinos de la naturaleza, en las fuerzas inmanentes del cosmos, y en el corazón de la humanidad.

Los Cantos Arquetípicos surgen en el año 2008, a partir del camino espiritual, artístico e investigativo de Juliana (Colibrí de Oro). Son resultado de quince años de prácticas, estudios e investigaciones en diversas áreas del arte, la espiritualidad, el chamanismo, la sabiduría ancestral y la comunicación intercultural, además del paso por diferentes ceremonias indígenas y de un largo rezo en soledad con el canto y el tambor chamánico. Desde hace siete años Juliana (Colibrí de Oro) se dedica exclusivamente a compartir esta Vía por medio de conciertos, ceremonias, retiros, talleres, terapias y su propia obra artística.



¿Qué beneficios traen los Cantos Arquetípicos?

-Despertar treces fuerzas arquetípicas que habitan en nuestro corazón con el fin de recibir guía, visión y maestría espiritual a través de ellas.

-Aprender una práctica de meditación a través del canto, la poesía y el mito.

-Recibir e integrar a tu propio guardián mitológico o arquetipo personal quien viene a recordarte quién eres, cuál es tu origen divino y hacia dónde se encamina tu verdadero plan de vida.

 -Sembrar un propósito mayor en el corazón de la Madre Tierra, en el corazón del Padre Cielo y en el Corazón Humano,  para recibir de ellos atención, bendición y cuidados.

-Equilibrar, armonizar y unificar la naturaleza masculina y femenina que habita en cada uno de nosotros.

-Reconocer el canto del Héroe Legendario, el canto la Diosa Creadora y el canto del Ser Andrógino que portas dentro.

-Conectarte con la sabiduría de tu propio linaje familiar, ancestral y espiritual para reconocer sus dones, honrar su dharma, transmutar su herencia negativa y poner fin  a sus patrones kármicos dentro de ti.

-Crear tu propio oráculo de 13 arquetipos.

-Sanar tu historia personal, familiar y cultural con el propósito de crear nuevos mitos y leyendas que funden una nueva realidad para ti y para todas tus relaciones.

 -Encontrarte a ti mismo, o a ti misma, y darte un lugar de respeto, amor y bendición en este mundo.



¿A quién está dirigido este Taller-Rueda Medicinal?

A mujeres y a hombres que estén buscando un camino con corazón para expresar su ser, encauzar su misión de vida y hacer parte del nacimiento de una nueva humanidad, una nueva cultura y un nuevo amanecer en nuestro planeta.

A personas que estén dispuestas a realizar un profundo viaje de autoconocimiento, transformación personal y creación de una nueva realidad para sí mismos, sus familias, su tribu y la humanidad entera.

A estudiantes y profesionales dedicados al camino espiritual, terapéutico, artístico o formativo, que quieran conocer su voz a profundidad para formarla como un instrumento sagrado al servicio de la evolución, el amor, la belleza, el arte, la unidad  y la trascendencia.

A todos aquellos que quieran mejorar su relación con el mundo, con los otros y ante todo consigo mismos.

Al artista, al mago, a la sabia, al chamán, al héroe, a la Diosa y al Dios del Amor que nos habitan dentro y que nos están llamando para que les permitamos compartir con el mundo su propio canto, su propia medicina y su propia manera de conectarse con la divinidad.


¿Cuánto dura el Taller-Rueda Medicinal de Colibrí de Oro?

Este Taller-Rueda Medicinal dura siete meses. Los participantes que quieran continuar su práctica de Cantos Arquetípicos pueden realizar un segundo nivel (el cual dura otros siete meses) y si sienten el llamado a profundizar aún más en esta camino de autoconocimiento pueden realizar un tercer nivel (cuya duración es de cinco meses).


¿Es una formación personalizada o en grupo?

Es una formación personalizada, pero al finalizar el Taller-Rueda Medicinal realizamos un encuentro grupal de un fin de semana donde compartimos con otras personas que también están transitando la Vía de los Cantos Arquetípicos.


 ¿Cuáles son los horarios?

La asistencia es de una sesión a la semana. La duración de cada sesión es de una hora y media, y el horario se coordina de acuerdo a la disponibilidad de cada participante así como a la agenda de Juliana (Colibrí de Oro).


¿Qué costo tiene esta formación y cómo es la forma de pago?

El costo de esta formación es de $275.000 cada mes, y la forma de pago es en efectivo en la fecha que corresponda a la programación de cada participante. El primer pago se hace el día de tu primera sesión.



¿Qué certificado se entrega?

Al final de este Taller-Rueda Medicinal se te entrega un certificado que te avala como experto o experta en Arquetipos Sagrados, Canto Chamánico, Voz Artística y Medicina Interior. 

 

¿Quién es Colibrí de Oro?



Colibrí de Oro es el nombre espiritual de Juliana, una mujer que ha dado a luz a su propio canto y a su propia medicina a través de la conexión profunda con sus raíces ancestrales, el estudio de diferentes lenguajes artísticos y la integración de las diversas voces que componen su propia divinidad interior. Es cantante, escritora, mujer medicina y guía espiritual. Ha publicado los libros “Entre mundos hermanos” (investigación intercultural, relatos de estudiantes indígenas, novela. Editorial Universidad Externado de Colombia, 2008), “Alguien golpea” (Poesía, editorial Universidad externado, 2006) y “La guarida del tiempo (Poesía, editorial Entorno, 1998). Se ha formado en cantos chamánicos, mitología y sabiduría ancestral de América Indígena (con diferentes abuelos y abuelas indígenas, y en el Movimiento Espiritual M.A.I.S), yoga integral (Escuela Satyananda), meditación Za zen (Fundación para vivir el Zen), oráculos afroamericanos (Cuba), técnica vocal (con Juanita Delgado), música étnica (con William Morales), Comunicación Social-Periodismo (graduada en la Universidad Externado), creación artística (graduada de la E.I.C.T.V, San Antonio de los Baños, Cuba), yoga de la voz y sanación con sonidos (con Alejandra Ortiz) y libre expresión escrita (Escuela Andarín), entre otros estudios.
Ejerció como docente e investigadora universitaria durante cuatro años en la Universidad Externado de Colombia, donde fundó la Línea de Investigación en Comunicación Intercultural.
Ha realizado varios documentales sobre culturas indígenas de Colombia y ha fundado diferentes espacios interculturales en Bogotá como el Festival del Arco iris (Biblioteca Virgilio Barco, 2008).
En el año 2008 fundó su propio Centro de Creación Colibrí de Oro, y a partir de entonces se dedica a compartir la Vía de los Cantos Arquetípicos.


¿Cuáles son los contenidos o el programa de formación?

La medicina de los Cantos Arquetípicos trae el conocimiento, la experiencia y el poder de la alquimia interior, el equilibrio entre la naturaleza masculina y femenina que habita en cada uno de nosotros y el despertar del yo esencial, eterno y divino que en Realidad Somos.
Enraizados en principios y prácticas ancestrales descubrimos el canto propio del Héroe Legendario, de la Diosa Creadora y de la Pareja Sagrada que todos, cada uno a su manera, llevamos dentro.


• Ciclo de la Diosa creadora.



En este ciclo nos conectamos con la naturaleza femenina que mora en hombres y en mujeres, y que ha sido representada en la mitología de todas las razas y culturas en el arquetipo de la Diosa Triple, la Diosa creadora o la Diosa Luna. A través del canto, del sonido interno y de la expresión mitopoética, nos sintonizamos con su movimiento cíclico, cambiante y fluido, reconociéndola dentro de nosotros en cada una de sus fases como Diosa Oscura, Doncella, Madre y Abuela Sabia. Éste es un espacio sagrado donde honramos el poder de la energía lunar y su influencia en nuestra vida, muriendo y renaciendo en su vientre primordial hasta darnos a luz a nosotros mismos.

 

• Ciclo del Héroe Legendario

 

En este ciclo nos conectamos con la naturaleza masculina que mora en mujeres y en hombres, y que ha sido representada en la mitología de todas las razas y culturas en el arquetipo del Héroe legendario, cuyo ciclo mítico comprende el Padre, el Visionario, el Chamán y el Rey. Recorrer la aventura del héroe interior nos lleva a reconocer nuestro propio heroísmo y a crear nuestra propia leyenda. Nos conectamos con la energía solar descubriéndonos como el caminante que acude al llamado a iniciar la aventura de su propio destino, como el chamán que cruza el umbral de lo desconocido para entrar en el reino de lo eterno y ser iniciado, y finalmente como el gobernante que retorna al mundo dueño de su fuerza esencial, de sus propios dones y de la medicina que le ha entregado el camino, para compartirlos con su tribu, bajo la guía y la orientación del Padre Creador.


• Ciclo del Ser Andrógino o la Pareja sagrada interior.



En este ciclo se encuentran el Héroe legendario y la Diosa creadora que habitan en nuestro corazón; juntos recorren una historia de amor única e irrepetible, mostrándonos cómo es la relación entre la naturaleza femenina y la naturaleza masculina que llevamos dentro. Nos descubrimos en el vínculo entre Padre y Diosa Origen, Doncella y Visionario, Madre y chamán, y Abuela y Gobernante para finalmente fusionar la pareja sagrada en la Diosa del Amor. Éste último arquetipo, también presente en la mitología de todos los pueblos, representa la unión sexual amorosa entre hombre y mujer, la energía primordial de la creación, la androginidad y el despertar del ser íntegro, completo y total que en esencia somos. Es un camino para hallar la poesía y el éxtasis permanente dentro de cada uno.

Al finalizar los tres ciclos, Colibrí de oro crea un canto de poder y una leyenda especialmente para ti, a partir de escuchar tu historia de vida y de retratar tu guardián mitológico.

El guardián mitológico puede ser un animal de poder, un elemental de la naturaleza, una divinidad, etc, es quien nos conecta con nuestra esencia más profunda, recordándonos la fuerza esencial que nos guía, nos centra y nos protege.

¿Qué es un arquetipo? 

En las sociedades antiguas los arquetipos eran instrumentos pedagógicos, con los que se enseñaba a hombres y mujeres a descifrar el sentido de sus experiencias, a aceptar y respetar sus obligaciones con la comunidad y a dialogar con la divinidad. A partir de esta comprensión íntima de los arquetipos, las personas construían sus propias identidades individuales.
El primero en hablar del arquetipo como concepto fue el psicólogo C.G.Jung, quien lo definió como patrones de existencia o esquemas básicos de conducta internos-innatos y latentes-, que se hallan arraigados en el inconsciente colectivo.
Siguiendo a Jung, varios investigadores, entre ellos Joseph Campbell, estudiaron los diferentes arquetipos desde la mitología universal, ya que ésta narra las historias arquetípicas y evoca sentimientos e imágenes que integran la herencia humana.
Diosas y héroes son, por tanto, fuerzas poderosas invisibles que modelan la conducta e influyen en las emociones y que también interactúan, afectando a cada hombre y mujer individualmente. Conocerlos es una enorme fuente de poder personal, puesto que los arquetipos son potenciales: partes de nosotros mismos que podemos desarrollar para crecer y vivir de acuerdo con lo que realmente somos y queremos, experimentando así la dimensión sagrada de nuestras vidas.
El objetivo es que la persona adquiera la capacidad de utilizar la entidad más adecuada en cada situación y conseguir armonizar a las diosas y/o héroes, que no son más que partes de uno mismo.



"Los arquetipos que han de ser descubiertos y asimilados son precisamente aquellos que han inspirado, a través de los anales de la cultura humana, las imágenes básicas del ritual, de la mitología y de la visión. Si sólo una porción de esa totalidad pudiera ser sacada a la luz del día, experimentaríamos una maravillosa expansión de nuestras fuerzas, una vívida renovación de la vida, alcanzaríamos la estatura de la torre".
Joseph Campbell



¿Quiénes han realizado este Taller-Rueda Medicinal con Colibrí de Oro?

Conoce los testimonios y cartas de agradecimiento de algunos de ellos:


LA EXPERIENCIA DE MARÍA FERNANDA





LA EXPERIENCIA DE DIANA





LA EXPERIENCIA DE NATALIA





LA EXPERIENCIA DE EVA SOL




LA EXPERIENCIA DE MARÍA GUADALUPE

 


LA EXPERIENCIA DE ÁNGELA


Agradezco con profundo amor
al universo, la energía cósmica,
el mundo celestial, el origen;
esta bella oportunidad
de transitar tu camino.

Yo, estaba enredada en mi crisálida.
Yo, entre tantos hilos, y no todos míos.
Yo, tapando los orificios
que otros hicieron.

Y vino Colibrí, Colibrí de oro.

Vino con su abrazo cálido y colmado de amor.
Abrazó mi crisálida y me envolvió en sus alas,
me dio su calor para calmar el frío.

Poco a poco, mi ser oruga
se fue desenredando.
Y ató con amor sus propios hilos.

Recordó las lecciones de la abuela araña
y construyó la más hermosa crisálida.
Y con su propia luz transmutó,
transformó su energía
y dio luz a su propio ser:
jardín mariposa.

Gracias Juliana,
por toda la luz que trajiste a mi vida,
por tu comprensión y tu amor,
por el abrazo de colibrí a mariposa.

Ángela Liliana Lara (Jardín Mariposa)

www.facebook.com/Angela.Mariposas



LA EXPERIENCIA DE GAVAKSHA


Hubo tormenta y hubo amanecer. La luna sincronizó la agonía de un yo cojo, que ya no se sostenía en su propio cielo hecho de mentiras y edificado en el miedo de no ser lo suficiente. Ahora soy suficiente para mí mismo, no me debo la gloria ni el galardón.

La serena presencia de Juliana, y su sabio atestiguar mi propio poder, fueron suficientes para que saliera a la luz la lava del volcán. 
Surgió y fue fructífera, en vez de arrasar con pompeya sembró flores y bendiciones a su paso, y sonrió inocente al ver a los pueblos antiguos reencarnando en gentes y festivales de luz de una Nueva América, y una bella y amarilla tierra a la que ya le vienen sus premios y sus guirnaldas. 

Esto ha sido este canal ancestral que se hace paso en el corazón de Colibrí de Oro y que ojalá siga vivo en mi palabra, mi canto y mis letras escritas.

(Fernando Baena Vejarano - Gavaksha-)

Director Centro de Desarrollo Transpersonal 
http://www.tumeditacion.com/



LA EXPERIENCIA DE NATALIA
 


En el momento de oscuridad y penumbra, abrió sus alas Colibrí de Oro, invitándome a soñar y a creer en el renacimiento, en que el pasado quedó atrás y que hay que labrar el buen camino.

El canto de Colibrí ayudó a despertar mi divinidad interior, me ayudó a encontrar lo que creía perdido, a perdonarme y sentirme parte de la hermosa Tribu Arco Iris.

Gracias a Colibrí encontré mi guardián mitológico, me amisté con la muerte, supe que hay que renacer de las cenizas, morir con belleza y virtud.

De corazón, agradezco el inicio de mi vuelo, el encuentro con mi misión y mi despertar con propósito.
 

Natalia Barakaldo (Mujer Áve Fénix)
www.facebook.com/Natisb



LA EXPERIENCIA DE CÉSAR



Colibrí de Oro, eres un canal al universo infinito, tu medicina y tu tecnología me han impresionado positivamente, y me han ayudado fuerte y suavemente a sentir, a crear, a solucionar y a crecer. Colibrí de oro, gracias por viajar conmigo por el cosmos y por la mente, en esos lugares guiado por tu canto y tus instrumentos divagué, luché, viví, entendí, purifiqué, soñé, encontré, curé, asumí, reí, lloré, volé, me perdí, me encontré; pero todo con alegría, seguridad y cada vez menos miedos y celdas, pues allí estabas acompañando, guiando y respetando los andares por los que caminamos. Colibrí de Oro, gracias, porque además de entender e iniciarme en un propósito, también hiciste que surgieran muchas más cuestiones importantes y se afirmaran y debilitaran otras de acuerdo a los mejores designios.

Colibrí de Oro, en mis pensamientos siempre te daré gracias y bendiciones, en mis pensamientos positivos y trascendentalmente prósperos tendré un jardín maravilloso en donde espero tenerte de visita con tu energía, tu canto y tu tambor, para poder aprender más de tu sabiduría y tu medicina, pues sé que en mi camino la necesitaré como una guía y amiga.

Gracias, este Oso ha crecido, sus energías se han balanceado y su fe se ha fortalecido. Este Oso también sabe que está en un proceso que hasta ahora ha iniciado y que es largo, pero siente el inquebrantable compromiso de continuarlo con las virtudes necesarias, esto por el respeto y la admiración que por tu espacio y tu medicina, en su interior se ha formado.

Espero seguir trabajando por mí y por los demás y así sentirme digno de ser un Jardinero del Aro iris.

Colibrí de Oro, infinitas gracias y bendiciones, espero haber sido una buena compañía en la rueda, me quedo y resalto una imagen mental que tengo ahora mismo, un universo de prosperidad trascendental, felicidad y amor en todas las relaciones de todos los seres. Es un sueño que seres como tú ayudan a ser real.

El Oso, nuevamente te da sus abrazos, gracias y bendiciones.

El Oso seguirá escribiendo más líneas en su mente.

Gracias por siempre.

César Enrique Carvajal Salamanca 
(El oso de la prosperidad Trascendental) 
www.facebook.com/cesar.enrique.5099




LA EXPERIENCIA DE TATIANA

 

Hermosa y colorida Colibrí,
sonidos de tambor,
abrazos del gran padre, de la gran madre,
que hacen palpitar mi corazón, mi ser…


Vibraciones que llegan con el viento,
viento que me invade, penetrando cada poro,
saliendo por mi boca…


voz única, voz como don…
voz que se extiende, que se une a las grandes vibraciones…
voz que me permite viajar,
cabalgando en la profundidades de mi ser, de la existencia misma…


Presencia femenina,
gran diosa, hermosa doncella, amorosa madre y sabia abuela,
presencias expresándose,
encontrándose, en sincronía,
llorando, entendiendo, riendo, jugando…
brillando con la luna, con el sol…


Hermosa colibrí,
Llenas de colores y de amor mi corazón,
De entendimiento y serenidad mi pensar,
De sanación y de paz mi jardín, mi ser…


Gran gratitud guarda el alma mía,
recibiendo con humildad esta medicina,
llenando de esperanza mi caminar, mi cantar…


Maravilloso ciclo de vida,
de autosatisfacción, de respeto propio,
de crecer y cambiar de piel,
dando pasos cantados, abriendo el corazón a la bienaventuranza…
 

Tatiana Latorre Orduz (Vientre compasivo)
www.facebook.com/tatiana.latorreorduz



LA EXPERIENCIA DE OSCAR

Colibrí de Oro,

En tus alas viajé durante este tiempo.
En tus ojos veo brillar mi luz interior.
En tu trino se representa mi voz alma y la de otros.

Ahora es tiempo de escuchar y dejar salir mi canto
para disfrutarlo y darlo a conocer en mis nuevos viajes.

Deseo que tu voz siga irradiando por este universo
que tanto la necesita, tanto en luz como en sombra.
 

Óscar Dávila (Serpiente Ángel)
www.co.linkedin.com/pub/oscar-davila/29/652/306
 


LA EXPERIENCIA DE MAFE



Colibrí de Oro ha sido un viaje en compañía de vuelta a casa, al centro de mi corazón. Un viaje mágico lleno de amor, dulzura y canto caminando el sendero del redescubrir, del reconocerme de nuevo, un camino de encuentro con mis guardianes y mis dones para finalmente aceptar y entender mi misión del paso por este mundo.

Ha sido enfrentarme a mis más profundos miedos, para verlos con los ojos del amor y despedirlos unificándolos en mi corazón de dulce niña...


La rueda de medicina me ha hecho recordar quién soy, a qué he venido y darle la bienvenida a la propia medicina que escondía mi espíritu y esencia, medicina que compartiré con el mundo desde hoy y para siempre...


Infinitamente agradecida con el dulce colibrí de oro por ayudarme a sanar, a curar, por enseñarme a hacer florecer mi jardín y mi voz.
Agradecida por la presencia de Juliana por ser guardiana de esta rueda, mi guía y compañía, por este tiempo de canto juntas y por su hermoso corazón, que todas las bendiciones estén siempre junto a ti. 

María Fernanda Mejía (Ojos de vientre puro)

www.facebook.com/mafemejiac?hc_location=timeline


 


LA EXPERIENCIA DE NATALIA MARGARITA


Juli:
El camino que emprendimos juntas fue una aventura de la CONSCIENCIA!
Una aventura de DESPERTAR!
Una aventura de PODER!


Aunque hubo muchos momentos en que tuve deseos de huir por estar tan cerca de mi sombra, de mis miedos más profundos, tú lograste ayudarme a avanzar y a confiar en el proceso, muy sabia y amorosamente.


GRACIAS POR ESTE VIAJE HACIA LA LUZ Y LA LIBERTAD
GRACIAS POR LA MEDICINA DE LA SABIDURÍA INTERIOR, LA POESíA, LA PALABRA DULCE, EL CANTO Y EL NAHUAL.


Mi propósito, mi esencia, mis pasos, mi voz, ahora tienen mayor CLARIDAD, AMOR, FUERZA INTERIOR Y VERDAD.
 

Natalia Margarita Cediel (Delfín de luna roja)
www.facebook.com/natalia.m.cediel


LA EXPERIENCIA DE MARCELA


Doy gracias a la vida, al universo, a Dios, por haberme permitido vivenciar este proceso, por haberme puesto en el lugar de Colibrí de Oro. Fue un proceso en el cual me permití conectarme con muchas sensaciones y sentimientos. Siento que me conecté con un dolor muy grande que hay en mí, es como un dolor desgarrador.

Aprendí de cada uno de mis arquetipos, de Samuel, de Marcelita, de la Abuela, del Padre, de la Diosa Oscura. El encontrame con la Diosa oscura y ver lo poderosa que es fue sorprendente y confrontador.

Gracias a los cantos y a las palabras de Juliana Colibrí porque siempre me llevaron a conectarme con lo más profundo de mi ser, y a conectarme con mis antepasados y mi linaje.

Me voy con la responsabilidad de seguir haciendo cosas por mí, y por mi propósito, porque siento que con eso me sano yo, pero también sano a mi familia y a las próximas generaciones.

Darme cuenta de la distancia que hay en mi vida con el masculino dolió, generó preguntas y lágrimas. Siento que tengo el reto de integrar lo masculino y lo femenino en mi vida, que ya no se saquen más la lengua, que ya no peleen más, que se acepten, se perdonen y sientan que se pueden complementar y seguir el camino juntos.

Gracias a mi padre porque también lo sentí muy presente en esta rueda de sanación, el estar aquí me permitió ver el proceso de su partida de una forma diferente. Me permitió verlo con libertad y gratitud, y sobre todo no sentirme culpable por verlo así. Gracias papi, te sentí mucho en este proceso, y también sentí la energía del Padre.

Gracias a toda la energía femenina que hay en mí y a todas las mamás que ha tenido mi vida. Gracias a ti mami por tu amorosidad y entrega, siento que quiero perdonar más y aprender a relacionarme contigo desde ese montón de amor que tienes para darme, porque hay veces que me siento encartada y eso me tensiona y pierdo naturalidad.

Gracias Colibrí de Oro, por tu entrega, por tu escucha, por tu contención, y por permitir conectarme con mis arquetipos como tanto lo necesitaba.

Namaste.
 

Marcela Cuartas Zapata (Mujer Delfín)
www.facebook.com/marcela.c.zapata.507


LA EXPERIENCIA DE AMPARO



Me quité los zapatos, apagué el cigarrillo y atravesé la puerta. No era la primera vez que entraba en aquel lugar pero todo parecía brillar de una manera diferente. El aire se sentía fresco y cada detalle irradiaba posibilidades y esperanza. Todo era armonía, confianza y belleza. Me miró a los ojos y movió sus alas tan rápido como lo saben hacer los colibríes, invitándome a sentarme en el centro de la vida. Nos quedamos silentes mientras escuchábamos el sonido de tambores que agradecían sin cesar nuestra presencia en aquel mágico lugar. Mis pensamientos no se detenían en nada puesto que mi mente se expandía con cada movimiento de aquella preciosa pajarita que hoy abría las puertas de su corazón y su experiencia para brindarme la posibilidad de viajar por mundos desconocidos e insospechados por mí, hasta ese momento.


Tan pronto cesó la música de los tambores, las paredes se deshicieron y el lugar se convirtió en una hermosa galaxia por donde empezamos a volar, llenas de alegría. Ella revoloteaba y cantaba, indicándome el camino que debíamos tomar.


Dos hojas de plátano nos sirvieron de embarcación para adentrarnos en el mar de la existencia, descubriendo lugares en donde la gestación permanente, permite que la vida no se detenga, que su ritmo fluya por nuestros actos y por nuestros pensamientos. Entendí la maravilla del amor y redescubrí lugares que alguna vez había conocido pero que se habían quedado en otro tiempo. La naturaleza nos guiaba y la pajarita me anunciaba cuándo debía bajarme de la natural embarcación para reconciliarme con alguno de los aspectos de la vida que podrían detener nuestro recorrido. A veces me dejaba sola para que yo misma buscara los senderos que debía recorrer y así fue como me fui encontrando con un sinnúmero de personajes que se fueron convirtiendo en los protagonistas de los cuentos que escribí durante mi permanencia en Colibrí de oro. Y es que tenía que ser de oro, porque sólo este precioso material puede lograr todo lo que la pajarita me mostró y enseñó durante mi estadía en su lugar de ensueño.


Conocí sobre el poder de los mitos y descubrí otro universo de la escritura que hasta ese momento no había recorrido. Me presentó los dioses de diversas culturas, su significado, la confluencia de la búsqueda humana a través de la historia de las culturas. Todos los días tenía un invitado para mí y con él viajábamos hasta mundos desconocidos en donde cada paso que dimos me trajo una pista para entender y embellecer la vida. Así fueron pasando los héroes, las hechiceras, los reyes, la jardinera y muchos amigos más que ella llamaba los arquetipos y que se fueron metiendo en lo más profundo de mi ser para despertar mis propios yoes, haciendo más fácil el arduo camino de la existencia.


Algunos días me acomodaba en un colchón de nubes y comenzaba a cantar y a revolotear de tal manera que mi cuerpo se deshacía para dejarme convertida en energía. Plácidamente me despertaba de aquel ensueño y compartíamos todas las visiones y sensaciones para dibujarlas y exponerlas en una galería a donde no llega el público, a donde no van los críticos, en la que solamente se producen las obras para ese infinito que las recibe sin evaluar, criticar o sobredimensionar.


Algunas veces, cuando absorta en mis emociones, me encontraba debajo del árbol de la creación, esperando que sus jugosos frutos se deslizaran por mi garganta para dar fruto a los textos que escribo, ella llegaba con unas ramitas en su pico, batiendo sus alas tan rápidamente como sólo lo saben hacer los colibríes, y me entregaba las señales que me llevarían hacia territorios sin explorar en los que me encontraría, además, con situaciones o circunstancias que no había entendido, solucionado o elaborado del todo. Así que fue viajé hacia el pasado para encontrarme durmiendo entre la sonrisa de mi madre, o para caminar al lado de mi padre, protegida por un grueso abrigo de paño a la usanza de la época, o para volver a sentir la maravilla de aquel jardín que en compañía de mis cuatro hermanos, sembramos una vez, para hacer mucho más bella y plena la posibilidad de la vida.


Mientras yo viajaba entre el pasado y el presente, e incluso avizoraba algo del futuro, la pajarita revoloteaba en aquel espacio abierto para recoger información precisa y adecuada, facilitándome la continuación de mi inolvidable viaje.
 

Amparo Molina Prieto (La Reina del Sur)



 
LA EXPERIENCIA DE ANITA




Agradezco un viaje muy bonito, un viaje que me llevó a los ríos, las montañas, el cielo, el mar, acompañada por el águila, flores, frutos, plumas de colibrí, jardines, la rosa blanca que llega a su jardín, a su lugar, a donde su guardián. 

Agradezco a este recorrido las imágenes, las preguntas, las reflexiones, las afirmaciones, las respuestas, la conscientización, los descubrimientos, la fuerza, los elementos, el fuego, el aire, el agua, el éter y la tierra, para seguir el camino dándome cuenta y teniendo claro que mi propio lugar va conmigo donde esté.

Agradezco los cantos, la conexión con el mundo espiritual, el aprendizaje y los frutos, las semillas que puedo llevar conmigo para siempre.
Muchas gracias, Colibrí de Oro, con todo mi corazón.

Anita Linares (Rosa Blanca)
www.facebook.com/anita.linares





LA EXPERIENCIA DE SILVIA



Buenos días, 

Quiero enviarte hoy un saludo con mucho cariño y agradecimiento. 

El canto al Corazón del Agua que compusiste para mí ha sido una hermosa e importante compañía en este tiempo. La fuerza del agua me sigue enseñando que en algunos días simplemente hay tormentas, y que hay que saberlas navegar, fluir siéndose fiel.

Un abrazo y los mejores deseos.

Corazón del Agua



 LA EXPERIENCIA DE LUISA ALEJANDRA


Juliana,

Tu voz me condujo cuando todo para mí era oscuro, y tus suaves alas me recordaron que un ángel me abraza y siempre cuida de mí viajando a los lugares más maravillosos donde he deseado ir.


Esta travesía en la que fuiste no sólo una guía, sino también un Alma Amiga, una mano con la fuerza de los colores del arco iris, me permite estar aquí y ahora feliz por reiniciar mi propia leyenda desde el centro de mi propio ser.


Eres parte de mí como sé que soy parte de ti, y por ello te honro y te bendigo con el aroma de las flores y el sabor de mis frutos que como árbol y princesa, princesa y árbol reconocimos al permitirnos un abrazo que con tu canto también celebraste y celebras. 


¡Te quiero mucho!
 

Luisa Alejandra Parra Rodríguez (La princesa y el árbol)



LA EXPERIENCIA DE NATALIA



Querida Juliana (Colibrí de Oro),

Sólo me queda agradecer y agradecer por esos nuevos acompañantes y guías que conocí que me ayudaron a cumplir mi propósito y en especial con la ayuda que recibí al quitarme esas escamas de mi corazón y de mis manos que no me permitían tejer mi grande y maravillosa tela.

Pude observar y descubrir esos enredos que habían en ella y que no me permitían continuar tejiendo.

Siento que durante todo este proceso con Colibrí de Oro todas las fuerzas de cada elemento, de cada guía, me estuvieron acompañando con esas coincidencias, reencuentros, símbolos, vivencias, espejos, gatos, abuelas, colores y armonías.

Se habla de un "fue" en este ciclo, pero verdaderamente no es un pasado sino como todo ciclo vuelve a comenzar, pero ahora desde otro proceso y es aplicar, recordar y acudir a todo lo aprendido y observado...

Gracias porque siento que se ha cumplido hasta el momento este punto de observarme y vivir con amor.

Natalia Romero (Madre Araña)



LA EXPERIENCIA DE MARÍA LILIANA



Colibrí de Oro no fue un camino fácil, pero nadie dice que es mejor tomar el camino plano donde nada pasa. Este constante ejercicio de mirar para dentro, de mirar para afuera, también, creyendo en la relación de mi mundo interno con el externo, me reveló dónde está y cuál es el aspecto que debo trabajar en este presente.

Agradezco el respeto, el compromiso y el amor con que se fue desarrollando este descubrimiento. Hoy me llevo mi guardián mitológico: "Niña Blanca Oscura", sintiendo que mi alma se transforma despacito y que todo, lo que a veces no parece, tiene un sentido.

Mis mejores deseos para que este espacio de sanación y creación llegue a los corazones que deba llegar, que se nutra de cada experiencia y que continúe mostrando y transmitiendo que somos seres amados por nuestros padres y por la fuerza del universo.

Mucho amor y éxitos.

Fue un grandioso aprendizaje.
 

María Liliana Galindo (Niña Blanca Oscura)
www.facebook.com/maria.l.rengifo.1



LA EXPERIENCIA DE ALICIA



Querida Colibrí,

En el principio era el Verbo, la Voz, el sonido primordial a partir del cual todo estalló en mil colores de manifestación.
Y esta magia antigua y siempre nueva es a suprema expresión de nuestra filiación con el Creador. Nuestra mayor herencia y tesoro!

Por eso te agradezco infinitamente la entrega, la ternura, la claridad, y todo el acompañamiento que con tanta abnegación has puesto en esta Rueda Medicinal en la cual tuve la oportunidad y la alegría de participar.

Sé bien que la semilla sembrada no brotará hasta que su hora sea cumplida, pero desde ya siento en mi interior cómo esta Voz que viene desde el Principio pugna por salir, y rodear con su hermoso aro iris de notas amorosas, este mundo alejado de la luz.

Gracias por ser, por entregar tu vida y tu talento a la sanación y la elevación de tus hermanos. 

Espero que nos volvamos a encontrar en el camino y que pueda mi Voz expresarte toda mi gratitud en un hermoso canto.

Un abrazo desde el corazón,

Alicia Durán Rueda (Mujer Bochica)
https://www.facebook.com/alicia.d.rueda



LA EXPERIENCIA DE ANGÉLICA

 
 Con un propósito muy íntimo de encontrar respuestas desde mí misma llegué a esta sagrada Rueda Medicinal, motivada por la palabra "canto" en búsqueda de mi propia voz.

Y qué sorpresa encontrar un camino a recorrer que superaba mis propias expectativas. La compañía, guía amorosa y canto divino de Colibrí de Oro, impulsando una voz inexplorada, mi voz, que se conectaba con pensamientos, sensaciones, descubrimientos desde la dimensión divina de la existencia, de mi existencia.

Es un camino que no termina, es el inicio de la expansión de mi propia luz, donde surgen desde las entrañas la vivencia y comprensión de arquetipos sagrados que estructuran mi lugar, aquí y ahora, en este cuerpo, en este planeta.

Me voy agradecida, me voy enriquecida, confiando en lo descubierto y aprendido. Me voy reconociendo el valor de la voz, mi valor y aporte al tejido sagrado del que ahora me siento parte, me voy enamorada de mi guardián mitológico, sintiendome abierta para ser guiada desde adentro del corazón del cielo, de la tierra desde el corazón humano, con la claridad de entregar y dar en beneficio ya no sólo propio sino en beneficio de todos los que me rodean.  

Angélica Chavarro Franco (Mujer Obsidiana Negra) www.facebook.com/angelica.c.franco.7




LA EXPERIENCIA DE JEANETTE


Yo era una sombra, una sombra que cantaba con cadenas, con dolor, con tristeza, con miedos, con sueños rotos,
y pude encontrarme y llegar a un hermoso jardín con múltiples colores, sensaciones, seres, pensamientos
y dentro de ese jardín un colibrí de oro me recibió, me abrió la puerta y me dio la bienvenida.

Dentro de ese jardín el poderoso canto del Colibrí abrió nuevos caminos, despertó mis sueños dormidos, limpió los miedos y dolores que me ataban.

Ese canto poderoso del colibrí me acompañó, me guío por los senderos oscuros de mi propia alma, me presentó a mis ancestros, a los siete rumbos, a los elementos, ese canto poderoso se mezcló con el mío para darle luz, para darle esperanza, para darle fuerza, y cantamos juntas, reviviendo dolores y econtrando alegrías.

El colibrí de oro con su medicina me presentó a la mariposa, y juntos volaron en el jardín de la conciencia y el amor profundo.
Gracias Colibrí, gracias por tu canto, por tu jardín multicolor, por tu sabiduría, por tu energía. Gracias porque mi canto volvió a ser luz en mi corazón, y será luz para el corazón de otros seres, y en ellos nos encontraremos siempre. 


Jeanette Ivonne Caicedo Duque (Mujer Mariposa)
https://www.facebook.com/jeanette.i.caicedo

Cada mujer es un mito, cada hombre es un mito, cada corazón humano contiene en su esencia un canto de naturaleza única y orginal.